CON PILOTO DIESTRO, NO HAY MAR SINIESTRO

dimecres, 8 d’octubre de 2008

En "Diamante"

Diamante, sobre la farolera d'estribor del Delfín del Tirreno
Amb aquest sumptuós nom algú va batejar al gos del Capità, i quan dic “gos del Capità” em refereixo a l’animal de quatre potes i no al Capità, malgrat que algun Capità.... s’ho mereixés. El Diamante era un gos lleig, de pèl blanc, malcarat i amb cara de perdonavides, llest com tots els animals del carrer.
Mentre navegàvem, feia guàrdia al pont, juntament amb el timoner i l’oficial de guàrdia. Amb mal temps, te’l trobaves sempre entre les cames, cercant el contacte amb l’ésser humà, i llavors era quan t’oferia la seva vessant més tendre, acceptant carícies i festes.
Al arribar a port, el primer tripulant en desembarcar, just al baixar l’escala reial, fins i tot abans de la pujada de les autoritats sanitàries i de duanes, era en Diamante. No el vèiem en tot el temps de l’estada a port (ningú ha sabut mai, on anava i què feia) però mai va perdre el barco, sempre arribava a bord just a temps i en l’últim minut. El més curiós és que alguna vegada algun mariner va perdre el barco, però en Diamante mai, i això que a cada port salpàvem a hores diferents. Com ho sabia ?. Quin rellotge feia servir ?....
De fet, el Diamante no era l’únic component de la fauna de a bord. Efectivament, també hi havia una gossa pastor alemany nomenada “Laika”, però era una gossa amb veritables dificultats de visió pel que tenia que treballar per l’olfacte, això sumat a que era un animal força covard, generava situacions un pèl compromeses per tots nosaltres, sobre tot a l’hora de l’embarcament dels pràctics als quals al no veure’ls bé i no tenir coneixement de la seva olor, pensant que podien ser un perill per la seva integritat (no crec que pensés en la nostre) intentava defendre’s saltant amb les potes davanteres sobre l’espantat Pràctic, el qual no pensava en res més que fugir a tota pressa cap el bot de pràctics.

5 comentaris:

Oriol Subirà ha dit...

No està mal, estas posant el llistó mol alt.
Felicitats pel teu blog.
ORIOL

Yolanda Pardo de Atin ha dit...

DEDUZCO QUE ESTUVO USTED EMBARCADO EN EL TIRRENO CON JULIO PARDO DE ATIN YA QUE LOS DOS ANIMALES A LOS QUE HACE REFERENCIA ERAN SUYOS.
DEDUZCO TAMBIEN QUE NO LE GUSTAN LOS PERROS, NO LE GUSTABAN ESTOS EN CONCRETO O SIMPLEMENTE HABLA POR HABLAR Y REALMENTE NO LLEGO A TRATARLOS.
POR OTRO LADO PARECE QUE CUANDO COMENTA QUE ALGUN CAPITAN SE MERECIA EL SOBRENOMBRE DE "PERRO" INSINUE QUE LO MERECIERA EL SEÑOR PARDO DE ATIN. QUIZA ES UNA SIMPLE CUESTION GRAMATICAL.

A QUIEN PUEDA INTERESAR:

EL CAPITAN DON JULIO EN SU TRABAJO ERA UN HOMBRE EDUCADO, HONESTO Y JUSTO Y EN SU VIDA PRIVADA UN GRAN MARIDO,PADRE Y AMIGO.

EL PERRO DIAMANTE NO ERA MAS FEO QUE OTROS,INTELIGENTE, GUARDIAN DE LA CASA Y UN CIELO CON LOS NIÑOS.

LA PERRA LAIKA ERA CASI UNA PERSONA, CARIÑOSA Y NOBLE, DEFENDIA A LOS SUYOS CON LA PROPIA VIDA

POR DESGRACIA NINGUNO DE LOS TRES ESTA YA CON NOSOTROS.

DE LOS MUERTOS NO SE HABLA MAL NI CON INSINUACIONES, ES POCO CABALLEROSO Y OFENSIVO INCLUSO CUANDO SE TRATA DE ANIMALES.

ATENTAMENTE

YOLANDA PARDO DE ATIN.

Carlos Ramos i Solà ha dit...

Señora Yolanda Pardo de Atín:
Lamento profundamente que de mi escrito haya usted podido interpretar todo lo que dice en su comentario.
Nada más lejos de mi voluntad que ofender a nadie, y mucho menos a Don Julio Pardo de Atín Vallés, con quien tuve la satisfacción de navegar a sus órdenes, durante casi 2 años, primero como Alumno de Náutica, (de quien aprendí muchísimo gracias a las horas de guardia conjunta) y posteriormente como 2º Oficial.
En cuanto a Diamante y a Laika no creo haber dicho nada que no sea verdad, ni nada por lo que se pueda presumir de que no me gustan los animales, cosa incierta por otra parte. Diamante era un perro listísimo, y así lo digo en mi escrito. Y Laika, era una perra casi ciega y asustadiza, no creo que esto sea injuriar a ningún animal.
Lamento, de nuevo, su interpretación. Jamás he hecho referencia a Don Julio, cuando digo que hay algún Capitan que se mereceria el apelativo de "perro".
Reciba mi más respetuso y afectivo saludo
Carlos Ramos i Solà

Anònim ha dit...

no es para tanto yoli este señor ha explicado un relato,yo soy tu hermano y a mi me ha hecho ilusion encontrar algo del papa en internet...igualmente si no lo entendiste = que yo al leerlo al menos este hombre se disculpo(por si lo interpretaste mal),este hombre estubo dos años con el papa viajando,asi que supongo que sabra que era un buen hombre(incluso lo aclara en el relato que perro no iba para el capitan(aunque hubieran capitanes asi),y luego diciendo la estupenda persona que era el papa y lo mucho que aprendio de el,a mi me ha gustado,tan solo es u relato y por lo menos a mi me hizo gracia ver el perro del papa de nuevo y saber que hizo bien por gente, enseño cosas a hombres como este, y que aun recordandolo nosotros dejo huella en otras personas y para bien....saludos a los dos a mi hermana y a du señor Carlos

Pere Conesa Prunera ha dit...

Sra. Yolanda Pardo de Atín


Aunque mucho me temo que este comentario llegue un poco tarde, con tu permiso amigo Carlos, me gustaría poder hacer uso de este blog, por si acaso algún día tanto la señora Yolanda Pardo de Atín o su hermano vuelven a entrar en él , para decirles que conociendo a todos los implicados, me gustaría dar mi opinión.: Ratifico la aclaración del Sr. Ramos, con Carlos estudiamos juntos en la Escuela de Náutica, navegamos aunque en barcos distintos en la misma compañía y se de su calidad humana por lo que estoy seguro que si algún comentario se ha mal interpretado, pues ha sido eso una desafortunada interpretación de los hechos narrados, pero sin ninguna mala intención ni segundas intenciones.
A Diamante lo había visto en alguna ocasión que había ido de visita acompañado de algún oficial, de Luis Montalvo para ser mas exactos y al que también recuerdo con cariño, al barco en el que yo estaba entonces.
De Laika no puedo decir nada pues no la conocí,
En cuanto a Don Julio puedo decir que navegué con el cinco años en el “ Egeo “ de segundo oficial al principio y de primer oficial después. Mas tarde volvimos a coincidir por un periodo mas corto en el “ Hilde “ después de la complicada intervención quirúrgica que sufrió en la boca, pero estos eran ya los últimos coletazos de la compañía,
Recuerdo de su padre largas conversaciones después de maniobras intempestivas de llegada a puerto en que nos daban las tantas hablando tanto de cuestiones náuticas o de un hobby en común que compartíamos los dos como era en aquel entonces los principios de la informática doméstica el con su “ Comodore “ y yo con mi “ Spectrum “ de las novedades y demás historias que salían al mercado. También algunas mas particulares como lo ilusionado que estaba con el apartamento de Canet.
Como pueden ver conocía bien a su padre, y digo conocía por que ha sido por su comentario que he sabido de su fallecimiento el cual he sentido profundamente, fueron muchas horas compartidas y algunas duras.
A su hermano que también adjunta un comentario seguro que también lo conozco pero no sé quien es, pues recuerdo un día que vinieron todos los hermanos en el barco de Alicante a Barcelona, pero todos eran muy pequeños todavía y no se quien es quien.
A usted misma he tenido el gusto de conocerla, en la puerta de su casa de la calle Cas....,una vez que vine con otros dos compañeros comunes a visitar a su padre, una vez finiquitada la Cía , pero él se encontraba ausente.
Como puede ver Yolanda, su padre era querido por sus compañeros y me gustaría que éste fuera el recuerdo que guardara de ello y no malos entendidos.
Reciban tanto usted como sus hermanos y madre mi mas sentido pésame que es sincero de corazón,


Pedro Conesa